Type to search

Nosotras

La Mujer Sumisa

Ser sumisa es una actitud errada y triste.

Muchas veces nos tropezamos con la mujer sumisa. La mujer sumisa es la que solo actúa bajo la dirección o señalamiento de otros. La mujer sumisa denotan un bajo o casi desaparecido control de su personalidad y carácter. Sin duda, siempre demuestran debilidad ante los demás. Es esta una actitud de sumisión que hay que superar y vencer.

QUÉ ES SER SUMISA

– La sumisión define un sometimiento ante alguien.

– La persona sumisa obedece las instrucciones u órdenes de un tercero, sin derecho a oponerse o desobedecer. De no hacerlo, teme recibir alguna dura consecuencia, represalia o castigo.

– Siempre aparece como alguien débil de carácter, cuya obediencia ante otro significa un total rendimiento.

– La sumisa cae en un servilismo no acorde con lo que debería demostrar en su diario proceder.

– No enfrenta los problemas y acepta cualquier solución para evitarlos.

– Suele tener una autoestima muy baja, y con eso acentúa su inseguridad.

La mujer sumisa suele utilizar alabanzas exageradas y adulaciones para demostrar su fidelidad y total sumisión.

CÓMO SUPERARLO

  • Tienes que estar consciente de quién eres y lo que vales. Sabes que a lo largo de tu vida has logrado avances y debes saber exhibirlos. Tus triunfos te pertenecen. Demuestra su valor.
  • Tienes siempre que mostrar seguridad en tus actos. No inclines la cabeza. Tu rostro debe contagiar y reflejar en todo momento lo que has conseguido.
  • Manifiesta tus deseos de superación y de triunfo.
  • Debes no pensar que los derechos de los demás son más importantes y valiosos que los tuyos.
  • Tienes que fortalecer tu autoestima. Creer en ti y en tus acciones.
  • Elimina el miedo y enfrenta las situaciones de conflicto con la seguridad de poseer la actitud razonable para darles la debida solución.
  • Bajar la cabeza y rendirte significa ser sumisa y no es ni será jamás tu forma correcta de actuar.

Ser sumisa es una actitud errada y triste. Piensa siempre en eso. Tu vida merece un giro que la transforme y la haga valorarte más.

“La sumisión y tolerancia no es el camino moral, pero si con frecuencia el más cómodo” __Martin Luther King

 Tu vida merece un giro que la transforme y la haga valorarte más. Nunca seas sumisa.

Dora D’Agostino

Tags:
Previous Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *