Type to search

Blog en Español Nosotras

La Desagradable Antipatía

LA DESAGRADABLE ANTIPATÍA ALEJA A TU ENTORNO.

La desagradable antipatía de muchas personas que conocemos crea una barrera que nos impide acercarnos y tener un trato cordial. Son seres poco tratables, nada afectuosos y que además eluden tu mirada. Este tipo de personas se carateriza por ser poco sociables y generalmente suelen responder de forma altanera a los demás. La mayoría los califica de antipáticos. Sin embargo, es bueno recordar que no hay que confundir el antipático con el tímido, quien es la persona que tiene problemas para relacionarse bien.

3 CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA ANTIPÁTICA

  • Emplean palabras o frases que denoten desagrado, negatividad o agresividad.
  • Hacen gestos no acordes con el buen sentido de ser sociable. Por ejemplo, no mirarte a los ojos directamente, reflejar aburrimiento o fastidio en la conversación, o hacer movimientos corporales desagradables como darte la espalda en una reunión.
  • Mantienen una pose y un rostro impenetrable, demostrando con eso una seriedad poco acorde con el momento.

Sin duda la antipatía es algo que genera problemas en la relación entre personas. Es un obstáculo para la sana convivencia y puede llegar a convertirse en una actitud muy dañina, tanto para quien la ejerce, como para quienes son objeto de esa aversión o desagrado.

La desagradable antipatía te aleja de tener buenas y sanas relaciones amistosas. Te complica tus vínculos con terceros y puede incluso convertirse en odio, cosa que hay que evitar. Además esa desagradable actitud genera una energía negativa que hace que las personas de tu entorno se alejen.

CÓMO MANEJARLA

Tienes que acabar con la antipatía. Debes ser repetuoso/a en tus relaciones personales y profesionales para poder compartir tiempo y espacio con las personas de tu entorno.

Para no ser antipático/a, debes evitar decir palabras y frases mal sonantes que puedan ser interpretadas como ofensivas y agresivas. Tu sonrisa debe siempre aparecer cuando así lo exija el momento. Además tu cuerpo debe eliminar la dureza y las posiciones erradas, para poder conseguir el lenguaje corporal correcto.

Recuerda que para obtener y mantener amistades, la antipatía es una dura e impenetrable barrera.

La sonrisa, el buen trato y el comportamiento adecuado, son armas que tienes y que debes esgrimir para eliminar cualquier vestigio de antipatía. Ayuda a que tu simpatía florezca y de esa manera el triunfo en las relaciones personales y profesionales será tuyo.

Para concluir te dejo esta frase de Alfred de Musset: “No hay nada tan rápido como un sentimiento de antipatía

DEMUESTRA CON TU ACTITUD RESPETO Y CORDIALIDAD EN LAS RELACIONES PERSONALES. ESO AFIANZA LA AMISTAD

Dora D’Agostino

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *